Beneficios de los guantes de gimnasia

Es habitual que busquemos el mejor equipamiento para entrenar, siendo todo un clásico los guantes para la gimnasia como método para realizar entrenamiento en las barras o los anillos de la manera más confortable.

El uso de guantes en la gimnasia artística femenil y gimnasia artística varonil, tiene una serie de ventajas e inconvenientes que dependen de la persona, el momento del entrenamiento, la edad, el nivel y el tipo de ejercicio, por lo que es bueno tener presente los objetivos que queremos conseguir en cada momento y los beneficios de utilizar o no los guantes.

A nivel de entrenamiento, utilizar guantes puede tener sus ventajas o sus inconvenientes. No obstante también les quiero hablar desde el punto de vista de la salud, y expresar mis impresiones como entrenador. Cada cual que lea, valore y tome la decisión más oportuna para su caso particular.

¿Cómo están hechos los guantes de gimnasia?

Están hechos de cuero que protegen las manos de ampollas para el trabajo en las barras y los anillos. Tienen un taquete que permite tener un mejor agarre en el aparato y dependiendo puede ser un taquete delgado para la barra fija o barras asimétricas y un taquete más gordo para anillos. Pueden ser de dos hoyos para los dedos en anillos o balas asimétricas y de tres hoyos para los dedos en barra fija.

La diferencia de el tamaño del taquete es por la relación de lo grueso del tubo del aparato y la dinámica de los elementos gimnásticos de cada aparato.

En la barra fija y las barras asimétricas, el taquete es más delgado por que son los aparatos más dinámico, además ayuda a que exista una mayor velocidad de soltar y agarrar con las manos sobre todo para los elementos de soltadas en la barra.

En los anillos los elementos no son tan dinámicos pues la mayoría son de fuerza, por tal motivo el taquete es más grueso.

El cuero es duro y precisamente es necesario de esa forma para que proteja la mano y tenga una buena durabilidad. Los guantes en niños pequeños pueden durar hasta cuatro años pero ya para alto rendimiento algunos gimnastas los cambian cada seis meses.

Algunas marcas de guantes ofrecen extra protección lo cual es con un cuero más duro o con doble cuero.

Y hay que entender que el guante irá agarrando la forma del aparato y se estirará lo cual en algunos casos puede ser en unas pasadas durante el mismo día o en otros casos puede tardar hasta una semana en tomar su forma definitiva.

Adicional al taquete y el cuero, los guantes tienen un sistema que se agarra a partir de la muñeca aunque ya depende el gimnasta o el entrenador que el guante se agarre exactamente en la muñeca o dependiendo lo largo del guante un poco más abajo de la muñeca hasta llegar un poco por el antebrazo. Estos sistemas de agarres pueden ser con velcro, con hebilla, con doble hebilla o con una combinación de ambos. ¿Cuál es la diferencia? Principalmente el costo ya que los de velcro son un poco más caros que los de hebilla pero tanto los de hebilla como los de velcro hacen la misma función.

La realidad es que ya depende del gimnasta pero si podemos decir algunas diferencias son las siguientes. El guante de velcro se quita y se pone más rápido que el de hebilla y es más tardado ponerse guantes con doble hebilla y a veces niños pequeños batallan tanto para ponérselos como para quitárselos y ya de ahí que dependan que les ayude el entrenador.

La ventaja del guante de hebilla es que se sujeta más firme a la muñeca lo que evita que el guante se esté moviendo de lugar, además de que al ser de hebilla el guante no se afloja y se queda en la posición en la que se apretó desde un inicio.

El guante de velcro entre pasada y pasada se va aflojando el guante por lo que el o la gimnasta tienen que estarse aflojando y apretando constantemente el guante. También por esa misma razón y con el paso del tiempo el velcro se va llenando de las basuritas del gimnasio como los residuos de la fosa o algún otro elemento que a la larga hace que el velcro pierda su fuerza de agarre. Para solucionar este problema se tiene que hacer algunos movimientos al contacto del velcro para ayudar a que el velcro se vuelva a pegar de forma más profunda o limpiando el velcro de la basurita que se le va incrustando aunque estas serán soluciones que alargarán un poco la vida del guante serán temporales.

Las medidas de los guantes pueden ser chicos, medianos, grandes, pero también hay tallas más pequeñas para los más chicos que entrarían como extra chico y doble extra chico. Entre más grande el guante es más largo el cuero.

Sobre el número de hoyos para los dedos en los anillos y las barras asimétricas se usan de dos hoyos, mientras que en la barra fija se usan de tres hoyos.

En gimnasia artística varonil, para los niños principiantes algunos entrenadores solicitan empezar solo con un par de guantes por cuestiones económicas que se usan en la barra y los anillos, pero para niveles intermedios y avanzados lo recomendable es tener el par de guantes correspondiente para anillos y barra fija.

Beneficios del uso de guantes en la gimnasia

Los guantes ofrecen un agarre más cómodo, permitiendo hacer los ejercicios de una forma un poco más agradable. De esta manera te permiten realizar ejercicios que no podrías hacer tan bien como sin guantes, incluso levantar más peso.

No solo hacen el agarre más cómodo, evitando la aparición de durezas en las manos o dolor por la presión de los aparatos, sino que también evitan que el sudor haga que las manos se resbalen, dando mayor firmeza al agarre.

Los guantes también ofrecen protección a las articulaciones. Algunos guantes, llevan además una banda para proteger la muñeca. Esto es útil sobre todo para la seguridad del agarre, o en ejercicios donde se fuerce en exceso la articulación de la muñeca.

Inconvenientes del uso de guantes en el gimnasio para los más nuevos

Como todo (o casi todo) en esta vida, el uso de guantes también puede tener algunos inconvenientes. En algunas ocasiones son pequeñeces, pero hay que tenerlos en cuenta y valorar en cada momento si merece la pena usar los guantes o es mejor prescindir de ellos.

Es cierto que los guantes permiten un agarre más cómodo y evitan que el sudor haga resbalar, pero también hacen que el agarre sea más impreciso. En ejercicios que requieran mucho control por parte de la mano, el uso de guantes provocará que el movimiento sea más torpe, de menos calidad.

Además de hacer que el agarre no sea tan preciso, también se pierde cierta fuerza de agarre. Al abarcar la barra directamente con la mano, los dedos se adaptan mejor a la superficie, permitiendo un agarre más potente y trabajando de forma más intensa.

Los guantes brindan seguridad en el agarre pero hay que saber como se ponen de forma correcta, revisar que estén en buenas condiciones de lo contrario pueden ocasionar lesiones en la articulación incluso al grado de una fractura y se puede complicar porque en el momento de la fractura hay que tener el conocimiento para poder retirar los guantes de forma segura.

¿Es recomendable usar guantes en la gimnasia?

Desde mi punto de vista como entrenador, el uso de guantes no es cuestión de si o no: en cada situación puede que convenga entrenar de una u otra manera. Expondré algunos ejemplos.

Cuando se está apenas aprendiendo las bases de la gimnasia sobre todo apenas colgarse en las barras o los anillos, considero que es mejor no utilizar guantes, ya que así el movimiento es más controlado y preciso y se va aprendiendo a agarrar mejor el aparato y desarrollar la fuerza necesaria para tener mejores agarres.

Para los elementos intermedios y avanzados, los guantes ayudan al agarre, mientras que para principiantes es donde se agarra mejor con la mano desnuda. Recomendaría aprender las bases como vuelos, alemanas, salvadas, gigantes, salidas sin guantes para mejorar el uso de la mano y el agarre. Particularmente el gigante para niños y niñas pequeños que el entrenador pueda cargar al gimnasta por lo que no sería recomendable para adolescentes que intentar hacer gigantes por primera vez.

Mi consejo es conseguir los guantes hasta que el entrenador indique que son necesarios e irlos poniendo o quitando dependiendo del ejercicio a realizar. Definitivamente es bueno utilizarlos sobre todo en los niveles intermedios y avanzados porque dan seguridad para entrenar y cierta protección a la articulación, pero también considero que es positivo acostumbrar a las manos de los niveles principiantes o de iniciación a realizar agarre desnudas, dando así mayor control sobre el ejercicio.

Deja un comentario